Un autobús lleno de gente con máscaras protectoras pasa por un punto de control después del inicio de la cuarentena en respuesta a la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Caracas, Venezuela, 16 de marzo de 2020. REUTERS / Manaure Quintero – Referencial

 

La escasez de combustible ha reducido la cantidad de autobuses operativos en Venezuela, razón por la cual muchos no tienen otra opción que caminar, mientras que algunos se aventuran a viajar en transporte público sin respetar el distanciamiento social, pese al virus.

lapatilla.com / Con información de Impacto Venezuela

Los Varguenses alegan que el transporte desde antes de la cuarentena era escaso, pero a raíz de la orden del régimen “la cosa empeora” pues cada ves trabajan menos unidades oblingándolos a salir durante tiempos prolongados de sus hogares en transportes públicos colapsados sin cumplir las normas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí